Nido de la avispa asiática. La reina

La avispa asiática es un insecto depredador que ha causado revuelo. Conocida entre biólogos como Vespa velutina, ha sido en los últimos años un tema de estudio y preocupación para la comunidad científica, organismos gubernamentales, ambientalistas, apicultores y sociedad en general. En este post te narraremos, como la reina velutina se ha encargado de invadir y colonizar Europa.

La llegada a Europa de la avispa asiática reina

En el 2004 se reportó el primer ejemplar de esta especie depredadora, que arribó  a Francia como polizonte en un buque de carga.

Desde entonces, han devorado abejas y avispas autóctonas del continente europeo, demostrando una velocidad de colonización considerable y alarmante.

Algunos expertos, aseguran que los nidos de estas avispas albergan entre 2.000 a 18.000 individuos, de allí, que las colmenas deben ser removidas o exterminadas antes de alcanzar la cifra más alta de población de velutinas.

La reina velutina y su nido primario  

Se han registrado ejemplares de avispa asiática reina que alcanzan los 3.5 centímetros de longitud, mientras que los machos de la especie llegan a medir hasta 3 centímetros, y las obreras tan solo 2.5 centímetros.

La reina de la especie, juega un papel tan importante como el de las avispas autóctonas, ella se encarga de construir el nido primario y de fecundar.  

Estos nidos primarios pueden encontrarse a nivel del suelo entre hojarasca y malezas, en tejados, cornisas o arbustos, incluso bajo el suelo, para resguardarse de las bajas temperaturas.

La reina se dedica a elaborarlo a partir de madera y con su saliva, generalmente durante las temporadas finales de invierno y a principios de la primavera, cuando la temperatura va en aumento.

Como resultado construye un nido primario marrón y con forma acampanada, que suele medir entre los 4 a 5 centímetros de diámetro, semejante a la de otras especies, de allí que es importante reconocer las características del nido de velutina, para no atacar y alterar el curso de desarrollo de las colmenas de especies autóctonas.

El nido secundario de la avispa asiática

Los nidos secundarios suelen encontrarse en arboles altos o elevadas cornisas pues la altura aproximada es de unos 30 a 40 metros.

La reina avispa asiática, suele salir del nido primario entre los meses de mayo a junio ya con sus obreras listas para construir un nido no solo alto, pues además es tan grande como para albergar entre 2.000 a 18.000 ejemplares.

Las medidas del nido secundario han alcanzado los 80 centímetros de diámetro, siendo muy peligrosa la tarea de destruirlo.

La importancia de reconocer un nido de avispa asiática

Los nidos de avispas como la Vespa crabo así como también los panales de abejas endógenas, han sufrido ataques no solo por parte de las avispas asiáticas, pues algunas personas han erradicado de sus arbustos y tejados colmenas de abejas polinizadoras por el solo hecho de no reconocer la diferencia entre estas especies.

La avispa asiática muestra características diferentes a la avispa y a las abejas polinizadoras. El tronco de la velutina es algo ovalado y al igual que sus alas y patas son de color marrón, aunque con extremos amarrillos, com un grueso aro rojizo, amarillo o naranja.

Su nido secundario es muy grande con orificio lateral, en forma de pera y marrón. Estas avispas son muy territoriales, harán lo necesario para proteger su nido, no los ataques, recurre a expertos y empresas o a organismos dedicados a removerlos sin riesgos al ecosistema y a las personas.


Entradas relacionadas

Deja un comentario