Avispa asiática (Vespa velutina)

El avispón asiático es uno de los insectos más temidos por las abejas, forma parte de los top de insectos más destructivos en el campo de la apicultura. Echa un vistazo a nuestro post y conocerás detalles sobre la depredadora Vespa velutina.

¿Cómo reconocer a una avispa asiática?

La Vespa velutina es una avispa depredadora que proviene del continente asiático, donde ocupa espacios desde Indonesia a la India y China.

Esta avispa depredadora ha llegado a Europa alrededor del año 2004, desde entonces se ha expandido por varios países del continente, surgiendo una subespecie europea con leves rasgos de diferencia a la original.

En la subespecie europea de este avispón, notas que resalta el color amarillo en el cuarto segmento de su abdomen color negro. Además, como es una especie diurna, puedes ver sus alas oscuras y notar que en sus patas marrones, presenta extremos amarillos.

En cuanto al tamaño, este varía, la reina mide hasta 3 centímetros, mientras que las hembras obreras alcanzan los 2.5 centímetros, y los machos llegan a medir 3 centímetros.

¿Qué causan las avispas asiáticas?

Las avispas asiáticas devoran a las abejas, es por eso que los apicultores hacen lo posible para impedir que sus panales se infecten de estas avispas.

Ellas además se alimentan de diversos insectos y de animales invertebrados, en su dieta incluyen las mariposas, hormigas, pulgones y abejas entre otros.

Desde su llegada a Francia en un buque proveniente de Asia, esta avispa ha devorado miles de panales, causando pérdidas a los apicultores, ya que las abejas europeas no han desplegado los mecanismos de defensa que desarrollaron las abejas de Asia.

Esta avispa, ya ha sido declarada una especie invasora exótica en países como España, y puesto que constituye una amenaza a especies autóctonas, se han creado estrategias para controlar, gestionar y frenar la expansión de su colonización.

El veneno de las avispas asiáticas

Aunque para los humanos no se trata de un veneno mortal, la picadura de la subespecie europea de la avispa asiática, causa mucho dolor y ardor como si se tratase de una quemadura.

Ellas atacan para defender su nido, sin embargo para causar la muerte en un ser humano, este debería ser alérgico y tendrían que recibir más de doce veces en el mismo ataque, lo que es inusual pues ellas solo protegen su nido, esta es la única circunstancia en la que pueden atacar a humanos.

El ácido acético o vinagre diluido en agua es ideal para aplicar al momento de la picadura, incluso compresas frías o hielo.

Aunque es posible que sientas molestias durante varios días, puedes tratarte con plantas medicinales antiinflamatorias como la manzanilla o camomila y la hoja de mango, además  de administrar antinflamatorios tópicos.

¿Qué hacer contra la avispa asiática?´

Urracas, pájaros carpinteros y gallinas pueden hacer las veces de aves cazadoras de avispas asiáticas. Es por eso, que muchos apicultores en sus áreas verdes, alimentan este tipo de aves, defendiendo así, sus panales de avispas depredadoras.

Puedes agujerar una tapa de envases de vidrio que contengan un poco de cerveza negra, mezclados con vino blanco y arándanos o con glucosa y manzana, esta especie de “trampa” facilita atrapar avispas asiáticas.

Existen además sonidos de baja frecuencia que las desorientan e incluso logran causarles asfixia.


Entradas relacionadas